Steek: ¡Doble Campeón del Mundo de Bodypainting!

Con su título de “Doble Campeón del Mundo de Bodypainting” ganado en julio pasado en Austria, Steek, el artista de la calle, el artista del graffiti y el bodypainter, es el orgullo de Guadalupe. Sus obras pictóricas también están presentes sobre varias paredes de la isla. Tuvimos la ocasión de conversar con él a su regreso de Corea del Sur. En unos días, también irá a mostrar sus talentos artísticos en India.

Benoit Bottala - Steek 1
Benoit Bottala, “Steek”

Steek, cuyo verdadero nombre es Benoit Bottala, nació en Francia, hace 35 años. Su padre es armenio y su madre es francoitaliana. Llegó a Guadalupe a la edad de 5 años con su madre, su padre acababa de morir. “Estoy orgulloso de mi mestizaje (…) Cuando mi padre murió, mi madre pensó que estaríamos bien en cualquier sitio. Yo soy guadalupeño, defiendo y amo este país más que algunos que nacieron aquí, dijo el artista que habla criollo con fluidez.

Antes de ser conocido, el artista se llamaba “Stik”. Este apodo proviene de “Mystik” (más precisamente de “Natural Mystik”, la famosa canción de Bob Marley). Cuando decidió exportar su arte hace cinco años, se dio cuenta de que alguien ya tenía ese nombre, entonces cambió la ortografía y se convirtió en “Steek”.

En efecto, en 2013, el artista tuvo 30 años, se fue a vivir a Montreal, Canadá, necesitaba pensar sobre su vida personal y profesional. “Quería hacer una “actualización” para saber mi situación. Me di cuenta de que entre los 8 mil millones de seres humanos y el gran numero de artistas, yo no era nadie. Muchos artistas locales son conocidos sólo en Guadalupe pero en el extranjero, nadie los conoce y no quieren ponerse en peligro; algunos seguramente lo tomarán a mal”, dijo. Para resolver este problema, Steek trabajó duro, empezó a pintar todo el tiempo y, hoy, piensa que ha evolucionado mucho.

Steek - Pointe-à-Pitre 7

Un título universitario en el deporte

El artista no cree que su talento innegable provenga de cualquier don. “El don no existe. Todo proviene de lo que aprendemos desde el vientre de nuestra madre, de lo que se desarrolló desde nuestra infancia. Por mi parte, creo que mis manos estaban más desarrolladas que mi pies, de lo contrario hubiera sido un futbolista u otra cosa… Mi padre era un sastre, a mi madre le gusta hacer trabajos menudos. Mi madre siempre me dejaba hacer lo que yo quería, quería dibujar y pintar, ella me dejó hacerlo. Soy un artista autodidacto y mi escuela de Bellas Artes es la calle”, dijo Steek.

Steek siguió una educación escolar normal y, después de su bachillerato, se matriculó en la Universidad Antilles-Guyane en Fouillole, donde obtuvo una licencia de Ciencias y técnicas de actividades físicas y deportivas (STAPS, en francés); él fue uno de los primeros estudiantes que se graduaron de la especialidad “Actividad física adaptada”. Luego, comenzó a trabajar en una clínica y dos asociaciones de la isla.

Pero el joven decidió dejar su trabajo para dedicarse al arte. “Con los pacientes, las relaciones fueron perfectas, con los empleadores, fue muy malo. Tuve que esperar nueve meses antes de recaudar mi primer sueldo”, dijo. Entonces, él creó su empresa. Lanzó una marca de ropa llamada “Solead” (“lead” para “leader” o “líder”), pintó camisetas, decoró las paredes de personas y durante el fin de semana, en un club de noche de la isla, fue un “light DJ”, es decir que “armonizaba” las luces con la música que tocaba el DJ.

Steek-Pool Art Fair Guadeloupe 2018-1

Pintar en “fat cap”

Abandonó las demás otras actividades para centrarse sólo en la pintura, el arte callejero. “La calle es la galería más grande en el mundo. Me inspiré en la escena del graffiti de la “old school” es decir los artistas que estaban allí antes que yo. Cuando era muy joven, miraba su trabajo en las paredes cuando, con mi madre a quien le gustaba conducir, pasábamos por las calles de la isla, sobre todo las de Pointe-à-Pitre y Basse-Terre. Cuando tuve 18 años, tuve mi carnet de conducir y iba con amigos a pintar paredes. En aquel momento, robábamos pintura en aérosoles en las tiendas entonces no derrochábamos, teníamos que ahorrar la pintura. Hoy, tengo recursos, pinto en “fat cap”, en otras palabras pinto como quiero”, dijo el artista.

A principios de su carrera como artista de la calle, fueron principalmente las personas las que le pidieron que decorara sus paredes, hoy las comunidades, las organizaciones son también sus clientes.

Ahora Steek, el artista callejero, también presenta sus obras en galerías y para él no es un problema: “No elegí, empecé a expresarme en las paredes de la calle sin saber dónde iba. Me gusta la presión del aérosol, no me gusta mucho el pincel, es demasiado dulce. Tengo la posibilidad de pintar sobre tres materiales es decir la pared, el lienzo y el cuerpo humano. Lo más difícil para un artista es expresarse: yo pinto, me expreso, me abandono, dijo.

Steek - Pointe-à-Pitre 1-1

Rendir homenaje a la mujer

Steek es también un artista que representa mucho a la mujer en sus frescos, pero se negó convertirla en un objeto. “Pinto a la mujer porque fui criado por mi madre y siempre las mujeres me ayudaron. Es una manera para mi de honrarlas, de realzar la belleza de sus cuerpos. ¡Qué hay más fuerte y más gracioso que un hombre con ideas feministas! Pinto a la mujer sin hacerla vulgar”, dijo.

Entre sus últimas obras, se encuentran estas bellas jóvenes mujeres representadas en las paredes de la calle Jean Jaurès en Pointe-à-Pitre, un proyecto realizado como parte de “Vil Awt” por el Établissement Public Foncier de la Guadeloupe (EPFG) para mejorar la imagen de los “dientes huecos” o espacios desocupados después del derribo de casas y edificios en los centros de las ciudades. “Sobre uno de estos frescos que hice en una semana, escribí: “El cuerpo de una mujer no es un objeto sino una joya”. Todos los hombres me pidieron que borrara esta frase porque yo comparaba a la mujer con un objeto; por otro lado, todas las mujeres me agradecieron por compararlas con una joya, ellas sobre todo vieron el lado precioso… Esto muestra que hay un problema de percepción: el hombre percibe a la mujer primero como un objeto y no ve la palabra “joya”; el día en que este problema de percepción ya no exista, las desigualdades entre hombres y mujeres se terminarán, dijo Steek.

Además, estas bellas criaturas no existen sólo en su imaginación: “puedo inspirarme en las fotos de mujeres que veo en las redes sociales, por ejemplo, pero también las encuentro en Guadalupe o en otro lugar”, explicó.

Para aquellos que se preguntan ¿dónde están las mujeres con sobrepeso? el artista respondió: “estoy trabajando sobre obras con mujeres que no son delgadas como lo querrían los códigos de belleza estética de nuestra sociedad (…)”.

Steek - Londres 1

Un artista trotamundos

Hoy, Steek tiene la oportunidad de viajar mucho para presentar su arte. Acaba de pasar una estancia en Seúl y Daegu en Corea del Sur. Ya fue en los Estados Unidos (Nueva York, Miami y Las Vegas), Canadá (Montreal), Alemania (Hamburgo y Berlín), Inglaterra (Londres y Bristol), España (Madrid), Austria (Klagenfürt), en Eslovenia, en la República Dominicana, en Barbados… Pronto, tomará de nuevo el avión para ir a India, donde se le invitó a pintar dos paredes como parte de un festival. “En general, los organizadores me conocen gracias a las redes sociales, aprecian mi trabajo y me invitan a participar en sus eventos”, dijo Steek.

El artista, sin embargo, expresó un gran pesar. A él le gustaría que el arte callejero que es una disciplina artística reconocida en todo el mundo, también sea más valorizado en Guadalupe. “Aquí tenemos una verdadera escena del arte callejero con varios grupos de artistas que pueden competir con artistas extranjeros, pero no se hace nada para que nuestra isla sea un destino del arte callejero. En Guadalupe, no tenemos que envidiarle nada a nadie”, dijo.

Steek es también un ciudadano que piensa en los grandes temas del mundo (en particular la protección de la naturaleza) y cuando habló de ello, había una ira contenida. “Creo que soy más rebelde que antes, quizás porque estoy volviendo viejo y llego a la edad de las personas que hacen muchas tonterías, como destruir el planeta (… ) El pueblo se somete a este puñado de personas que controla el mundo y lo sigue como borregos (…) No pretiendo cambiar las cosas solo pero si somos varios para decir lo mismo, esto podrá extenderse. Pienso que los artistas tienen esta oportunidad de denunciar cosas, de ser portavoces porque damos entrevistas, por ejemplo, podemos llegar a muchas personas. Pero cada artista hace lo que quiere (…)”, dijo.

Steek-World Bodypainting Festival 2017-1

“Campeón del Mundo de Bodypainting” en 2017

En 2017, la carrera de Benoit Bottala apodado Steek llegó a una nueva fase : se coronó como “campeón mundial de bobypainting” en Austria. “Es un sueño que se convirtió en una realidad”, dijo el artista. Cabe señalar que, desde 2011, el joven participaba en este gran concurso anual que reúne a unos 35 concursantes de varios países. A partir de este año, el Consejo Regional de Guadalupe le otorgó una ayuda financiera, el Consejo Departamental de Guadalupe y el Departamento de Asuntos Culturales le ayudaron una o dos veces… A pesar de su nacionalidad francesa, Steek pidió a los organizadores, cada año, que le inscribieran como candidato de Guadalupe. Durante esta competición de dos días, los participantes deben presentar un modelo cada día. Los ocho miembros del jurado – todos son artistas – juzgan la visión de conjunto, la interpretación del tema por el competidor durante un minuto y treinta segundos y las cualidades técnicas de las obras.

En 2011, fue el choque: el guadalupeño ocupó el penúltimo lugar. Muy perseverante, steek regresará allí cada año. En 2012, ocupó el 9no lugar; en 2013, el 7mo; en 2014, el 6to; en 2015, después de la presentación de su primer modelo, ocupó el 1er lugar del concurso, el día siguiente después de pintar su segundo modelo, terminó 4to; en 2016, finalmente subió al podio, terminando 3ro.

“Tenía dudas en 2017, me preguntaba cómo un “pequeño” artista como yo que viene de Guadalupe podría ganar este título. Uno de mis amigos que vive en Canadá me había dicho que escribía su objectivo en su espejo entonces yo había escrito en el espejo de mi cuarto de baño “World Champion” y vía esta inscripción todas las mañanas cuando me levantaba y, después de quince días, mi percepción había cambiado, comencé a decirme que si fuera un “pequeño” artista de Guadalupe, tenía que mostrarles dónde estaba mi país, comencé a visualizarme como un “campeón” y a trabajar”, el artista de la calle contó.

Durante el primer día del Campeonato mundial, el primer modelo pintado por Steek ocupó el 1er lugar. En el hotel, el artista decidió cambiar los colores que tenía que usar al día siguiente sobre su segundo modelo. “Era la primera vez que me gustaba algo que había hecho en seguida. Yo no veía ningún defecto. Estaba con mi novia, no dije nada a nadie. Esperamos cinco horas pero yo sabía que había ganado el título”, dijo.

Steek-World Bodypainting Festival 2018-1

“Campeón del Mundo de Bodypainting” en 2018

El 15 de julio de 2018, Steek estuvo de nuevo en Austria para defender su título, fue el único representante de Francia y de Guadalupe, los temas son, el primer día, “Glamour of the Past” (Glamour del pasado) y el segundo día, I had a Dream and in this Dream…” (Tuve un sueño y en este sueño…). El competidor guadalupeño ganó el título de “Doble Campeón del Mundo de Bodypainting” en la “categoría aerógrafo”. “Yo estaba menos estresado porque ya había realizado mi sueño. Cuando se anunciaron los resultados, estaba cogiendo de la mano a mi madre y a mi modelo, cuando mi madre me estrechó la mano, supe que había ganado para ella, que había desempeñado mi misión”, dijo.

En 2019, el doble campeón viajará a Austria para tratar de ganar por tercera vez consecutiva el título de “Campeón del Mundo de Bodypainting”, lo que nadie ha hecho todavía, sabe que no será fácil: “la primera vez, gané para mi novia, la segunda vez para mi madre, yo quisiera ganar una tercera vez para mí. Tendré que luchar contra mí mismo y encontrar la motivación. Ya tengo una pequeña idea (…)”, dijo el artista con una sonrisa.

A pesar de todas sus actividades, Steek también tiene tiempo para relajarse. Es cierto que una de sus pasiones – la pintura – se convirtió en su profesión. A menudo pinta mientras escucha reggae o música clásica porque “no hay palabras”, dijo. Practica el bodyboard porque “soy mejor en el agua que en la tierra”, dijo. A veces, juega al póquer porque “estamos en una burbuja y eso me permite ver que el dinero es cualquier cosa”, dijo.

Benoit Bottala, también conocido como “Steek”, artista callejero, artista de graffiti y bodypainter, ahora quiere realizar tres sueños: ganar un tercer título de “Campeón del Mundo de Bodypainting”, pintar en las paredes del mundo siendo pagado y ser representado en una galería de arte.