Magníficas portamacetas con neumáticos usados de Monique Montout y Évanor Ficadière

Las portamacetas hechas con neumáticos usados de Monique Montout y Évanor Ficadière se venden rápidamente...

Desde el principio, Kariculture seguió la colaboración entre Monique Montout que trabaja desde hace años en las artes plásticas y Évanor Ficadière, este artista plástico, graduado en las Bellas Artes de París. Gracias a su talento, decidieron salvar nuestro medio ambiente con el arte como arma.

Monique Montout & Évanor Ficadière 9A

Antes de iniciar hace dos años esta actividad en relación con los neumáticos usados, Monique Montout ya había ejercido varias actividades profesionales. De hecho, Monique, que es una gran amante de las flores y plantas, fue primero florista hace unos años. Luego cerró su tienda para dedicarse a la artesanía: “Con mi hijo que es carpintero yo trabajaba con madera a la deriva, hacía muchas cosas muy solicitadas y apreciadas, como soportes para plantas, consolas, etc. Soy una persona que siempre fue en las artes plásticas, también hice varias exposiciones, me gusta explorar el terreno en todas partes”, contó.

Hoy en día su casa en Petit-Bourg sigue acogiendo al público porque tiene un jardín con muchas especies de bromelias : “Colecciono estas plantas, la gente que pasa me pide que lo visite”.

Monique Montout & Évanor Ficadière 13B

Una materia prima numerosa

En todo el mundo, sabemos que los neumáticos usados son una plaga, y algunas personas que son conscientes de la necesidad de salvar el planeta optaron por reciclarlos. Monique Montout es una de ellas : “la portamaceta era una muy buena idea para la decoración del jardín, alrededor de una piscina”. Trabajar con neumáticos es largo y difícil, pero ella no se dio por vencida. “Primero hay que cortar, luego hay que voltear el neumático, a veces tengo que llamar a un hombre para que me ayude ; se tarda una hora en hacer esta primera etapa para realizr una portamaceta”, explicó.

En una isla de Guadalupe donde el coche está en todas partes, Monique nunca tiene problemas para encontrar neumáticos, su materia prima : “Voy a buscarlos en los talleres de autos y me dicen que tome todos los que quiera porque están contentos de deshacerse de ellos. Elijo los que no son ni demasiado grandes ni demasiado pequeños”.

Una vez que el neumático se convierte en una portamaceta, comienza otra etapa más artística. En efecto, después de trabajar sola durante dos años, Monique Montout quería innovar. Llamó a Évanor Ficadière, que Kariculture presentó el pasado mes de abril.

Monique Montout & Évanor Ficadière 1-3C

Hacer lo nuevo y lo bello con lo viejo

A través del artículo que le habíamos dedicado, Guadalupe descubrió a este talentoso artista visual, originario de Capesterre Belle-Eau, que vive en Francia desde hace unos treinta años, después de estudiar en la École Nationale des Beaux-Arts de París.

“Monique se puso en contacto conmigo diciendo que hace portamacetas con neumáticos y que ella buscaba un artista para pintarlas, añadir “cosas del país“. Fui a casa con 4 o 5 neumáticos para hacer una prueba y cuando le llevé el trabajo, me dijo que era exactamente lo que quería. Monique confió en mí y desde entonces hemos estado trabajando. Es una nueva experiencia para mí, pintar sobre neumáticos no es pintar sobre un lienzo o una pared, es otra técnica. El neumático es redondo, hay que encontrar los ángulos adecuados para colocar todos los elementos. Y entonces, había que encontrar una pintura que se adhiriera perfectamente al neumático y que durara mucho tiempo ya que estas portamacetas pueden estar al sol, bajo la lluvia. Es también un proyecto interesante que se refiere al reciclado y, por lo tanto, al medio ambiente : hacemos lo nuevo con lo viejo, damos valor a lo viejo”, explicó Évanor Ficadière.

Monique Montout & Évanor Ficadière 16D

Imágenes típicas de Guadalupe

Al público le gustan las flores (especialmente el hibisco), los pájaros (especialmente los colibríes), los cocoteros, el mar, las montañas, el sol que el artista reproduce en los neumáticos. Tan pronto como las portamacetas, convertidas en obras de arte, se entregan a Monique, se venden rápidamente. “A veces hago dos entregas al día en casa de Monique en Petit-Bourg para llevarle las portamacetas pintadas porque ella debe satisfacer la demanda de los clientes”, dijo el artista.

Con motivo del Día de la Madre, Monique Montout decidió mostrar a los visitantes el trabajo realizado con Évanor Ficadière, en su jardín : “hacía tres años que yo no había hecho cosas tan “grandiosas”. La gente compró las portamacetas de a pares. Una clienta incluso me dijo : “No pondré mi neumático fuera sino en mi casa”. Los compradores son en su mayoría mujeres a las que les gustan las plantas y el arte, pero los hombres también me dicen que aprecian estas portamacetas. Algunos visitantes incluso me dijeron : “me siento bien en su casa, se siente que hay amor en lo que usted hace, esta noche dormiré bien”, dijo.

Monique Montout & Évanor Ficadière 25E

Una sala de exposición con diferentes portamacetas

Dentro de dos meses, el público podrá visitar una sala de exposición con todos los modelos de portamacetas que Monique Montout y Évanor Ficadière están fabricando actualmente. “No podemos quedarnos en nuestra esquina, tenemos que proponer, darnos a conocer. No voy a hacer esta exposición en mi jardín, pero en otro lugar, ya tengo dos propuestas de lugares (…)”, dijo Monique.

En cuanto a Evanor, aún no regresó a Francia ya que el confinamiento había provocado una escasez de pintura en aerosol, tuvo que detener un fresco que estaba haciendo en la guardería de Sarlassonne en Capesterre Belle-Eau. Hoy está terminando este encargo pero, aunque tarde o temprano tenga que volver a su estudio en Villeneuse Saint-Georges, quiere seguir colaborando con Monique porque vuelve regularmente a su isla natal. “Si esta actividad se desarrolla, vamos a necesitar un taller donde podamos producir unas diez o quince portamacetas al día, se puede hacer”, pensó.